Sector Educativo: nuevo foco de la inversión del sector privado.

Sector Educativo: nuevo foco de la inversión del sector privado.

 

América Latina está creciendo actualmente tras la crisis financiera global. Esto se debe en buena medida a la inversión del sector privado en la región. Así lo revela un reciente informe de la Asociación latinoamericana para la equidad privada y el capital de riego, que reporto que en 2011 el sector privado invirtió mas de 10.3 mil millones de dólares en inversiones de alto riego en el continente, lo curioso es que buena parte de estos fondos llegaron al sector educativo.

En enero de este año, Actis, un fondo privado global con foco en mercados emergentes, anunció un desembolso de 102 millones de dolares para la adquisición de una participación minoritaria en la prestigiosa Universidad Cruzeiro do Sul Educacional de Brasil. El grupo Apollo, por su parte, compañía madre de la Universidad de Phoenix, adquirió la Universidad de Artes, Ciencias y Comunicación de Chile en 2008 y la Universidad Latinoamericana en México en 2007.

Hay, además, otros numerosos actores expandiéndose en este mercado. La Universidad Whitney System, con financiamiento de inversores en Texas, opera en 18 países latinoamericanos, y alcanza a más de 80.000 estudiantes en la región a través de campus virtuales y de aprendizaje a distancia.

En 2010, DLJ South American Partners, adquirió una participación del 25% en Grupo Santillana de Ediciones, la editorial líder de libros de texto escolares en América Latina y España, que opera en 22 países, vendiendo en promedio 100 millones de libros al año.

Las instituciones multilaterales son también crecientemente parte de este mercado. La Corporación Financiera Internacional (CFI), la división del Banco Mundial que otorga préstamos al sector privado ha invertido US$200 millones en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, en centros educativos online y a distancia y en otras instituciones de educación superior.

El financiamiento de la educación por parte del sector privado no es bien visto, el año pasado vimos como en Chile se levantaron los estudiantes y en Colombia los estudiantes tampoco tomaron a bien la inversión privada en la educación.

El sector privado invierte especialmente en la educación superior pero se cree que puede empezar a invertir en la básica y media porque el mercado es más grande. (para saber mas entrar a http://www.larepublica.com.co/node/11200)

El analista Sanchez cierra este articulo dicendo: “ Para la educación, un sector que actualmente tiene mayoritariamente sólo un gran proveedor –los gobiernos-, el sector privado, bien regulado y supervisado, traerá un dinamismo y un espíritu emprendedor imperiosamente necesarios, aumentando las opciones para los padres y los niños y contribuyendo a una mejora de la calidad educativa”

El debate ante la inversión privada en el sector educativo es amplio y candente. Yo he venido pensando – y esto de acuerdo con el aumento de opciones de padres de familia y niños que menciona el autor- que tal vez la inversión privada en l sector educativo sea un requerimiento de la época y que tal vez si se organiza y se ponen normas sea bueno, esto daría además razón a la crisis del Estado, porque un sector que debería ser primordial para esta institución se le estaría yendo de las manos, pero no pienso que necesariamente tenga que ser así, tal vez puede entablarse un dialogo y una financiación entre el sector privado y el sector publico que sea provecho para ambos , respetando cosas como la autonomía universitaria y la decisión de las universidades a la hora de realizar investigación y obtener patentes.

La educación superior hoy tiene muchos problemas, porque no pensar que la inversión privada puede ayudar a solventar algunos, eso si con unas reglas de juego claras donde todos ganemos. Creo que es necesario revisar hasta que punto la inversión privada tendría algunos “derechos” sobre la educación, hasta que punto obtendría ganancias, porque la educación no se puede volver un negocio. Esto nos lleva al debate de la educación como derecho o como servicio y en especial a analizar si la educación es un bien publico o no. Creo que el debate es abierto y complejo mas en estos tiempos rodeados de políticas de libre mercado. Pero considero que la educación si es un derecho , que tal vez en este momento histórico su realización efectiva deba comenzar a ser pensada desde el sector publico y el sector privado.

Me parece interesante que la inversión privada se pueda trasladar a la educación básica y media, habría que ver que debates se dan a raíz de esto